Contratar a un arquitecto o a un equipo idóneo para realizar una obra de construcción no siempre resulta ser una decisión fácil al representar esta una inversión de dinero considerable.

Si estás pensando en construir tu casa, remodelar tu oficina, remodelar tu departamento, o realizar algún tipo de proyecto, seguramente querrás comparar diferentes opciones. Para obtener una buena elección, en este artículo hemos considerado los aspectos más relevantes a la hora de contratar a un arquitecto:

1. Tus necesidades:

        Al ser la arquitectura una profesión muy amplia, los arquitectos optan por especializarse en un área determinada de la arquitectura. Algunas de estas especialidades comprenden: paisajismo, urbanismo, restauración, diseño de interiores, diseño de viviendas, diseño de edificios comerciales, diseño de edificios de salud, diseño de oficinas, entre otros. Dentro de todas estas ramas, el arquitecto ofrece los servicios necesarios para materializar los proyectos:  elaboración de planos arquitectónicos, elaboración de presupuestos, construcción y supervisión.
      Teniendo en cuenta lo antes mencionado, es primordial definir en primer lugar el tipo de proyecto a construir, tus necesidades y el presupuesto. A partir de ello, podrás iniciar con la búsqueda de un arquitecto especializado en el tipo de trabajo que requieres realizar.

2. Prestigio profesional:

       a.    Colegiado y estudios profesionales: Para obtener cualquier licencia de obra como la construcción de una vivienda o una dirección de obra, será necesaria la firma de un arquitecto, por  lo cual el arquitecto que vayas a contratar deberá ser colegiado. 

        b. Años de experiencia: Los años de experiencia de un arquitecto son un indicador que el profesional no solo domina el aspecto teórico sino también práctico. A mayor experiencia  profesional, más tiene que aportar, y puede desarrollar proyectos con estándares de calidad más óptimos.

        c. Presencia en Internet: Explora su presencia en Internet. Si cuenta con una página web y tiene activos perfiles en las redes sociales, mas conocidas investiga qué comenta la gente en sus sitios web y que opinan los antiguos clientes sobre su trabajo. Asimismo, infórmate si cuenta con trabajos de investigación, publicaciones o ha participado en concursos, ya que ello suma valor a su experiencia como profesional. 

      d. Valoración de clientes: A través de referencias, valoraciones y experiencias de clientes que hayan pasado por el proceso de contratación de un arquitecto, podrás determinar cómo trabaja el profesional: Su grado de satisfacción, si respetó los plazos y cronograma, en qué medida cumplió con sus expectativas y necesidades, si el trato fue profesional, etc. Este tipo  de información será de gran utilidad a la hora de decidirse por uno u otro arquitecto.

        e. Obra construida: La capacidad técnica de un arquitecto, es comprobable a través de sus obras construidas. Es importante apoyarse en las evidencias, por lo que, de ser posible, visita uno o algunos proyectos que haya construido. No es lo mismo que ver una fotografía.

3. Estilo del arquitecto:

        Todos los arquitectos tienen la capacidad de adoptar el estilo que se les pida, sin embargo, cada uno tiene sus particularidades y estilo de proyectar y diseñar. 
        Puedes solicitarle al arquitecto revisar su portafolio con sus proyectos más recientes, para que te hagas una idea de la tendencia arquitectónica que predomina en sus propuestas de acuerdo al trabajo que viene realizando. Según esto, elige a aquel que tenga un estilo de tu agrado, ya que ello permitirá un proceso de desarrollo de proyecto sea más satisfactorio.

4. Equipo de trabajo y sucursales:

        La mayoría de veces existe un equipo de colaboradores que apoyan en las diferentes etapas del proceso de diseño y ejecución de la obra. Pregunta por el equipo de trabajo que acompañan al arquitecto de tu elección. 
        Asimismo, algunos estudios de arquitectura cuentan con sucursales ubicadas en diferentes puntos y sectores, por lo cual las distancias ya no significan una limitación para poder contratar los servicios de un determinado estudio.

5. Comunicación y sinergia:

        Una vez conseguido algunas posibles opciones, podrás acordar una cita para que conozcas su estudio, el equipo y solicitar que se te explique en qué consiste el desarrollo de un proyecto.
        En la primera entrevista, toma en cuenta el grado de entendimiento que logras con el arquitecto ya que esto será significativo dentro de la comunicación que podrán tener más adelante si lo contratas. 
        Es muy importante que haya sinergia, empatía y clic desde el inicio, es decir, que te sientas cómodo con él y que puedas expresar tus necesidades y dudas sin ningún tipo de molestias. Aquí también es importante tu percepción sobre la calidad ética y moral del profesional. Es conveniente trabajar con un arquitecto que siente placer por su trabajo y eso lo notarás desde la primera reunión. 
        Si sientes que le cuesta entenderte, que la comunicación no fluye o que propone ideas que no te agradan, es mejor buscar a alguien más y explorar con otras opciones. 

Recuerda que la mejor manera de materializar con éxito el proyecto que tienes en mente es contratando a un arquitecto que cuente con prestigio profesional, proyectos construidos de calidad y una valoración positiva de sus clientes y público en general. Al tomar en cuenta todos los puntos mencionados anteriormente, te aseguras de estar tratando con un profesional serio y con credibilidad.

ARAM arquitectos cuenta con todas estas exigencias para poder ofrecer servicios con garantías de éxito. ¡Te invitamos a hacer realidad tu proyecto deseado!