Aspectos más relevantes a tomar en cuenta al momento de invertir en la compra de un terreno, construcción de una vivienda o adquirir una casa / departamento ya construido.

Una casa es una decisión financiera difícil de tomar principalmente por la inversión económica grande que ello supone en la vida de una persona. De decidirse de que manera conviene más invertir el dinero, surge una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿qué es mejor: comprar o construir una casa? y la respuesta es que es relativo y esa relatividad depende de gran variedad de elementos que debes decidir conforme a lo que esperas de tu hogar ideal.

Consideramos que los factores que influyen para tomar esta decisión son básicamente cuatro: espacio, tiempo, presupuesto y garantía. Analizaremos cada uno de estos factores, tanto sus ventajas como desventajas para obtener una guía de valoración minuciosa e idea más amplia como punto de partida para hacer la elección final.

FACTOR ESPACIAL:

• Ubicación y localización

Uno de los puntos más importantes a tomar en cuenta antes de invertir en un inmueble o terreno es la localización, pues el contexto determina en gran parte su valor e influye directamente con la calidad de vida y comodidades como vivir cerca del trabajo, universidad, centro comercial o avenida principal.

Si este aspecto representa un requisito primordial para el usuario, la búsqueda se reducirá a una zona específica donde aquellos equipamientos estén cerca, y tratándose de una zona urbana las opciones más predominantes y fáciles de encontrar serán las de adquirir una vivienda construida, ya que la gran mayoría de lotes disponibles para construir se ubican a las afueras de la ciudad.

FACTOR TEMPORAL:

• Tiempo de espera

El tiempo que toma construir un inmueble es relativamente largo y un proceso lento que varía entre 6 a 24 meses, ya que pasa por la elaboración del proyecto, definición y aprobación de los planos, tramites y permisos en la municipalidad, la construcción de la obra en sí, imprevistos y acabados, para que finalmente casa sea habitable.

Por otro lado, con vivienda ya construida solo se precisa elegir entre las viviendas en venta, encargarse de los trámites de compraventa y esta podrá ser habitada en cuanto se adquiera la propiedad. Si el factor tiempo es corto, comprar una casa será la mejor opción debido a que la construcción de una casa implicará siempre un mayor plazo de tiempo.

• Proceso constructivo

Si se toma la decisión de construir el inmueble, ello supone involucrarse no solo en el proceso de diseño sino también de construcción pasando por atender relaciones de trabajo tanto con arquitectos, maestros, proveedores, futuros vecinos, etc., hasta supervisar periódicamente los avances de la obra y solucionar problemas que se presenten en el camino. Estas tareas, aunque tienen ventajas como el ahorro económico suponen gran desgaste de energía y comprar la casa implica evitarse el proceso de la construcción.

FACTOR FINANCIERO:

• Precio de compra

El precio de una casa ya construida y de una nueva obra varían significativamente según aspectos como su contexto, ubicación, área de lote/área construida, antigüedad, estado actual, calidad de materiales, estructura, acabados, búsqueda de rentabilidad, entre otros elementos que pueden depreciar o aumentar su valor.

En ambos casos el precio estará ligado a múltiples factores tanto intrínsecos como extrínsecos, sin embargo, se puede decir que al construir una casa se ahorra entre un 10% y 20% aproximadamente en comparación al precio de mercado de un inmueble ya que se elimina la ganancia del vendedor. Asimismo, hay que tener en cuenta que, si bien existen viviendas con precios económicos, es probable que estas finalmente generen de una mayor inversión por remodelaciones o reparaciones.

En cualquiera de los dos casos, lo recomendable es establecer antes un presupuesto y tener clara la idea de tus necesidades para realizar una comparación más precisa de los precios tanto de una cotización de una obra nueva como para identificar con mayor rapidez en el mercado una vivienda que cumpla con tus expectativas.

FACTOR GARANTÍA:

• Libertad de diseño vs adaptaciones:

Tener una casa diseñada y construida a detalle en función a tu estilo de vida, gustos, necesidades y expectativas, es una de las grandes ventajas de construir. Si consideras que tus necesidades son muy particulares y el diseño es primordial, construir es probablemente tu mejor opción. Sin embargo, cuando no hay mucha exigencia en el diseño, la adaptación a una casa no sería complicado tomando en cuenta que cabe la posibilidad de realizar algunos cambios y adaptaciones para cumplir con los requerimientos de los nuevos dueños.

• Ampliación o crecimiento por etapas:

La mayoría de las personas diseñan su vivienda tomando en cuenta no solo sus necesidades actuales sino también necesidades futuras o expectativas como la construcción por etapas, ampliación, crecimiento en altura. Estos puntos son más favorables evidentemente al tratarse de una obra nueva, ya que construyes con lo que tu presupuesto te permite además que el crecimiento es planificado ya que forma parte de un proyecto integral. En una obra ya construida no cuentas con la garantía de poder construir o añadir otros pisos, y para lo cual requerirás de realizar estudios estructurales previos que representan un gasto adicional.

• Remodelaciones o reparaciones:

Al invertir en la adquisición de un inmueble, se debe preever que probablemente se requiera de inversión y gastos futuros en remodelaciones e instalaciones, especialmente en viviendas con más de 15-20 años de antigüedad, donde las instalaciones ya requieren de un mantenimiento mayor, lo que implicara un gasto adicional, el cual además de incrementar el costo, también supondrá un mayor tiempo de espera para que esta sea habitada.

• Defectos y errores y vicios ocultos:

Los vicios ocultos son aquellos defectos y errores de una edificación ejecutados al momento de construir que no pueden percibirse a simple inspección pero que aparecen con el paso del tiempo, algunos de ellos son: filtraciones, desprendimiento de material, defectos en acabados, problemas del sistema eléctrico o sanitario, etc.

Estos pueden presentarse tanto en obra nueva o de segunda mano, pero en el caso de adquirir una casa ya construida no sabes exactamente lo que estas comprando ya que desconoces como fue el proceso constructivo y existe una mayor probabilidad de encontrar vicios ocultos, lo que significaría un gasto añadido al precio pagado. Una gran ventaja de construir tu propia vivienda es que conocerás estos detalles y en caso de presentarse, se podrán detectar y reparar con mayor facilidad.

• Diseño bioclimático y sismorresistente:

Es importante mencionar que, aunque los requisitos básicos que buscan los usuarios dependen de ellos mismos, es difícil encontrar en el mercado actual de Lambayeque casas con diseño bioclimático donde la orientación de sol y vientos, iluminación y ventilación sean aceptables. Si optas por construir una obra nueva, podrás requerir que se preste especial atención en este aspecto para un mayor confort y mejor calidad de vida.

Asimismo, las viviendas de mayor antigüedad probablemente no cumplen con un diseño sismorresistente o una adecuada configuración estructural con dimensiones apropiadas, lo cual representaría un riesgo para la seguridad de quienes la ocupan.

• Modernización y tecnología actual

Nuevos materiales, acabados y sistemas constructivos para integrar a las construcciones se lanzan al mercado constantemente, asimismo con las nuevas tendencias arquitectónicas, muchas de los inmuebles dejar de ser percibidos como modernos. Si bien es cierto este abanico de alternativas y tendencias se pueden aplicar en una remodelación, pero sin lugar a dudas, hay muchas más opciones cuando se trata de una obra que se inicia de cero. Si dentro de tus requerimientos está el tener una casa con tecnología actual la balanza se inclina a una construcción nueva.


Invertir en la compra de un terrero para una posterior construcción o de una propiedad ya construida supone de cualquier manera una inversión importante. Debes evaluar y analizar detenidamente estos factores antes de tomar una decisión, que finalmente será aquella que se ajuste mejor a tus necesidades y recursos.

Autor: Marcela Vásquez Fuentes

Correo: [email protected] 

Arquitecta en Aram Arquitectos